PALABRA DIARIA | UNA EXPERIENCIA QUE TRANSFORMA

Sin la experiencia personal Jesús es solo un personaje histórico; sin embargo, a través de la experiencia personal Jesús se devela ante nosotros como Esperanza, la Vida y la Salvación.”

Un día en que Jesús estaba orando solo, y sus discípulos estaban con él, les preguntó: —¿Quién dice la gente que soy yo?
Ellos contestaron: —Algunos dicen que eres Juan el Bautista, otros dicen que eres Elías, y otros dicen que eres uno de los antiguos profetas, que ha resucitado
. —Y ustedes, ¿quién dicen que soy? —les preguntó. Y Pedro le respondió: —Eres el Mesías de Dios.
Lucas: 9:18-20

👆🏼 Escucha el mensaje presionando el botón de PLAY 👆🏼

Este texto encierra una gran complejidad, sin embargo puede resumirse en dos aspectos fundamentales: (1) qué piensa la gente de Jesús desde la perspectiva del observador distante y de la tradición, y (2) qué piensan los que le han conocido y tienen una experiencia personal con él. El Jesús de los sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas), como gran educador, no utiliza las estrategias tradicionales de enseñanza, no les dice qué deben creer, sino que da paso a una experiencia participativa. Por eso pregunta ¿quién dicen que soy? De esta manera abre paso para que cada uno responda desde su experiencia personal. Es ahí donde se da la revelación de Dios, en la experiencia personal con Dios a través de Jesucristo. A través de su propia experiencia Pedro pudo decir que había conocido al Mesías, al Hijo del Dios vivo, mientras que los demás lo veían como un personaje de la historia que regresa, o como profeta que denuncia.

Sin la experiencia personal Jesús es solo un personaje histórico, una figura como Mahatma Gandhi o Martin Luther King; un súper héroe, una persona capaz de entregar su vida por una causa justa para provocar una transformación social. Sin embargo, a través de la experiencia personal y la revelación de Dios, Jesús se devela ante nosotros como la Esperanza, la Vida y la Salvación. Como el Hijo del Dios Vivo durante su vida derrumbó paradigmas y promovió cambios en la sociedad de la época que aun perduran, pero a través de Su muerte y resurrección ha venido a darnos vida abundante y vida eternal. (Jn. 10:10)

El cristianismo no es la suma de conocimiento acerca de Dios, es la relación con una persona; esa persona es Jesús. La relación personal con Jesús es la que transforma nuestro conocimiento en una experiencia salvadora. ¿A qué Jesús conocemos, la figura histórica, o el Dios vivo?

Hoy te invito a fomentar una relación personal con Jesús. Acércate a la Palabra de Dios. Abre los evangelios y deja que la persona de Jesús brote de las páginas y se haga carne de realidad en tu vida. Deja que la persona del Espíritu Santo emerja y te bautice, despertando en ti el fuego y la pasión por Su Palabra. Busca un lugar de gente buena que te enseñen y caminen contigo el viaje de la fe; y yo se, que la experiencia con Jesucristo transformará tu vida. 

OREMOS: Espíritu Santo, abre mis ojos a la persona de Jesús para cultivar una relación con el que transforme mi vida y me convierta en un discípulo que le siga para ser testigo de su amor.

👆🏼 Escucha el mensaje completo presionando el enlace de YOUTUBE 👆🏼

listen-on-spotify-logo-png-6
listenonapple




SUSCRIBETE EN AUDIO PODCAST: en Rumbo con Ivelisse
Compártelo en tus redes sociales.

Comments are closed.

Website Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: