Muy pequeños para acercarnos a Dios

En ocasiones la percepción que tenemos de nosotros mismos por lo que piensen los demás nos hace sentir muy pequeños para acercarnos a Dios.

👆🏼 Presiona el enlace de Spotify para escuchar el mensaje 👆🏼
En esto, un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de ver quién era Jesús, pero no lo lograba a causa del gentío, porque era pequeño de estatura. Corriendo más adelante, se subió a un sicomoro para verlo, porque tenía que pasar por allí.
Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y le dijo:
«Zaqueo, date prisa y baja, porque es necesario que hoy me quede en tu casa».
Él se dio prisa en bajar y lo recibió muy contento. (Lucas 19:1-10)

Probablemente la conducta de Jesús hoy día sería criticada por muchos porque lo encontrarían entrometido y confianzudo. Más allá de querer relacionarse con pecadores el mismo se invita a su casa. En nuestra sociedad del siglo XXI ya las visitas a la casa no se dan como antes, no puedes llegar a visitar a alguien sin avisar y mucho menos llegar con mucha gente, como lo hacía Jesús. Jesús no solo se invitó a casa de Zaqueo, sino que llegó con todos los que le seguían.

Pero otra de las cosas que me parecen importantes de este relato es que Zaqueo se mantiene distante y aunque tiene dinero como para tratar de comprar su acceso a Jesús reconoce su condición de pecador entre los de su propia religión, por eso se mantiene a distancia. Sin embargo la persona de Jesús le atrae, desea verlo, desea escucharlo, y probablemente añora a la distancia la posibilidad de conocerle.

Eso me hace recordar cuanta gente, tal vez como tú, no se acerca a Dios aun cuando sienten el deseo y el llamado, porque los que rodeamos a Jesús creamos una barrera que les separa. El énfasis en la mayoría de las religiones a través de los siglos ha sido en que el acercamiento a Dios depende de nuestra santidad.

Sin embargo, Jesús nos enseña que nuestra santidad es producto del acercamiento de Dios a nosotros.

«Zaqueo, date prisa y baja, porque es necesario que hoy me quede en tu casa».
«Hoy la salvación ha llegado a esta casa, pues también este es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido».

Jesús nos enseña que nuestra santidad es producto del acercamiento de Dios a nosotros.

Aunque algunas personas pretendan poner fronteras y condicionamientos para que te acerques a Dios, Jesús es quien tiene la última palabra y él quiere entrar en tu casa, por eso te ve y te llama aunque los demás pongan impedimentos.


#166 | Muy pequenos para acercarnos a Dios enRumbo

"El énfasis en la mayoría de las religiones a través de los siglos ha sido en que el acercamiento a Dios depende de nuestra santidad. Sin embargo, Jesús nos enseña que nuestra santidad es producto del acercamiento de Dios a nosotros." Basado en Lucas Lucas 19:1-10 Para leer la reflexión completa oprime aquí: http://www.ivelissevalentin.com #enRumbo #enRumboconIvelisse #santidad #zaqueo FB: ivelissevalentinvera — Support this podcast: https://anchor.fm/ivelissevalentin/support
  1. #166 | Muy pequenos para acercarnos a Dios
  2. #165 | Como niños y niñas en las manos de Dios
  3. #164 | Padre Nuestro: una oracion peligrosa
  4. #163 | Las cargas de un pastor
  5. #162 | Dios te escucha y actua

¡Gracias por su vista!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Website Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: